El castigo a los menores delincuentes en los Estados Unidos

En nuestro país se está produciendo un gran debate en torno a la baja de la edad de imputabilidad de los menores y desde el actual Gobierno algunas voces se alzaron, aun de manera tibia, por una baja de la edad actual (16 años) y llevarla a los 14 años.

Algo que sería sin dudas una avance pero que queda algo escaso ya que en la actualidad muchos menores de 14 años cometen delitos.

Del otro lado, los organismos defensores de los derechos humanos se aponen tajantemente a bajar la edad de imputabilidad argumentando que un niño o joven delincuente es “una víctima del sistema” que no reparte los recursos para que todos vivan en armonía y tengan la mejor calidad de vida posible y por ese motivo muchos asesinos no valoran ni su propia vida ni la del otro.

Mientras en el país debatimos todavía si un niño delincuente es victimario o víctima, se siguen sucediendo los hechos como el más reciente asesinato de un nene de 3 años en manos de un joven de 16 que cuando le disparo por la espalda se reía.

Y hoy vamos a ver que sucede en el primer mundo, más precisamente en los Estados Unidos de Norteamérica con respecto a los delitos cometidos por menores de edad.

Lo primero que vemos es que en EEUU la ley permite tratar como a mayores de edad a los niños a partir de 12 años en ciertos delitos. A delito de adulto, pena de adulto.

En la actualidad hay más de 2.500 niños en los Estados Unidos que serán presos de por vida. Son jóvenes que fueron sentenciados a cadena perpetua cuando aún eran menores. Cumplen sus penas sin posibilidad de libertad condicional.

Pero la cadena perpetua no se aplica en todos los estados de USA, ya que en 9 de ellos está prohibida y como los estados en el mencionado país tienen la libertad de tener sus propias leyes, según el estado en que el menor cometa el delito es la pena que la corresponderá.

De todas formas en aquellos estados en donde no se aplica la cadena perpetua a menores, si existen mecanismos para que los menores delincuentes vaya a prisión la cantidad de años suficientes que se considera de acuerdo a si el delito cometido fue un robo, asesinato o cualquier otro. A diferencia de la Argentina donde un niño delincuente es devuelto a sus padres o va un instituto de menores por un tiempo.

Comentarios

comentarios